Guía Básica de Psicofarmacología para Psicólogos

AjEBNY3kWVloUKhf2WBFONRy_ZJmS8MbdLrPV6Aj31Mc

Cualquier psicólogo, incluso cuando no se trabaja con pacientes directamente, debe tener unas nociones básicas de psicofarmacología. Esta afirmación se fundamenta en el hecho de que en pleno siglo XXI el consumo de fármacos que tratan las alteraciones psicológicas se ha disparado. Por poner un ejemplo, en España se ha triplicado en la última década el consumo de antidepresivos.

Esto hace que como profesionales, trabajemos diariamente con gente que está consumiendo algún tipo de psicofármacos y estos, tienen consecuencias cognitivas y fisiológicas que debemos tener en cuenta. Por lo tanto, entre otras muchas cosas, es necesario empezar a familiarizarnos con este campo de estudio, que si bien ha sido la piedra angular de la psiquiatría, nos repercute a todos.

Con tal fin, este será el primer artículo en el que se trabajará, aunque sea de manera general (para profundizar estará/n el/los manual/es de la bibliografía), conceptos e ideas a tener en cuenta sobre este campo del saber, que para bien o para mal, lleva y seguirá por años en alza. 

[Tal vez te pueda interesar conocer Cómo afectan las drogas según seas hombre o mujer].

Sigue leyendo

¿Cómo Dejar de Fumar Mientras Duermes?

smoking_kills_by_blackout76-d5dxm77

Desde hace ya décadas, numerosas investigaciones han demostrado que no se puede aprender determinados contenidos (como por ejemplo, nuevo vocabulario, mediante la escucha de cintas), mientras dormimos, para luego recuperarlos en el estado de vigilia. Pero desde hace poco, una nueva área de estudio está abriéndose camino dentro del aprendizaje inconsciente durante el sueño. De hecho, los estudios en dicha área, están mostrando que durante el sueño, podemos adquirir asociaciones inconscientes, que posteriormente influyen en nuestro comportamiento.

Esto quiere decir que, a pesar de que no podamos aprender un nuevo idioma mientras dormimos, o cualquier otra cosa que haya que memorizar, sí podemos aprender determinadas asociaciones inconscientes.

Esto es posible gracias a que el cerebro no se desconecta durante el sueño (si no, moriríamos todas las noches), sino que sigue realizando otros procesos. Esto permite por ejemplo, que una madre¹ reaccione ante el mínimo sonido de su bebé.

Sigue leyendo