¿Por qué nos gusta apretujar a los animales y a los bebes?

Niño abrazando cachorro - PsicoWisdom

Es muy típica la imagen de la abuela apretujando las mejillas de un adorable niño pequeño, o la de un niño abrazando con fuerza un animal cariñoso. Pero, ¿Por qué nos gusta pellizcar las mejillas o abrazar a los animales adorables?  ¿Qué tienen que nos atrae tanto? O lo que es más importante ¿Por qué queremos justamente achucharlos o “apretujarlos”?

Este tipo de conducta que podemos etiquetar de “agresión cariñosa”  ha sido estudiada en profundidad en un reciente estudio, que se ha centrado en describir los motivos a través de los cuales, hacen aparecer en nosotros esa necesidad de achuchar o apretujar tanto a niños pequeños como a animales (cuanto más adorables y simpáticos, mejor).

Incluso, existe en el idioma Filipino una palabra específica para designar ese estado: “gigil” : El deseo irresistible de pellizcar a alguien o a algo porque el objeto es muy querido o adorable.

El estudio encabezado por Rebecca Dyer y Oriana Aragon, de la Universidad de Yale, consistió en:

Primero y antes de nada, los investigadores hicieron que 109 personas valorasen una serie de imágenes en las que aparecían animales de todo tipo, y debían valorar en una escala del 0 al 10, cuán adorables eran. De este modo, dispondrían de un conjunto de imágenes que podrían dividir en dos clases: imágenes adorables y no adorables.

Niño y Gatito - PsicoWisdom

Se eligió a una serie de sujetos y se les dividió en dos grupos. Uno que debía contemplar imágenes de animales con aspecto adorable y otro debía contemplar imágenes de animales de aspecto común. Además, a los sujetos se les daba una cantidad determinada de film alveolar (es decir, el conocido comúnmente como “plástico de burbujas”, que se usa par embalar paquetes)  y se les pedía que explotasen burbujas a su antojo.

El motivo de que se usase film alveolar y no animales reales por ejemplo o bebes, es simple. Si los investigadores necesitan cuantificar una respuesta de forma objetiva, necesitan algo que medir, y contar el número de burbujas explotadas es un método fácil e inteligente. No lo sería por el contrario hacer que los sujetos abrazasen animales reales, por ejemplo.

Los resultados

Fueron  presentados en el congreso anual de la Sociedad de Psicología Individual y Social, que tuvo lugar en Nueva Orleáns. Dichos resultados mostraron que quienes vieron animales adorables aplastaron más burbujas que los voluntarios que observaron mascotas corrientes.

La argumentación de esta conducta fue el siguiente: Responder ante un estímulo (en este caso, un animal adorable) de esta forma, es un mecanismo que lleva a cabo el cerebro para aliviar o dar salida a los fuertes sentimientos de emoción y felicidad.

Oriana Aragon comentó en el periódico digital The Huffington Post (aquí el artículo):

“Está en todas partes, puedes ver ejemplos en Google, la función de autocompletar para la frase de búsqueda “tan lindo que pude… morir, comer, estrujar. Eso es violencia” ¹

Evidentemente, como comentaron los autores del estudio, aunque ellos mismos se referían a esta situación como “agresión cariñosa”, no significa en ningún momento que haya un interés consciente o inconsciente por agredir al animal en sí.

¿Qué hace adorables a los animales?

Pequeño Panda - PsicoWisdom

Se han hecho investigaciones buscando relaciones entre lo adorable que es un animal y los rasgos físicos que este presenta. Y los resultados que se han encontrado muestran que los rasgos “más adorables” son: cabeza grande, rasgos redondos y suaves, mofletes gordos y ojos grandes.

 

Estos son los resultados que obtuvo el investigador Simon Rego, de la Facultad de Medicina Albert Einstein de Nueva York. Y la argumentación del por qué son estos rasgos los “más monos”, es sencilla: Son los que más nos recuerdan a los rasgos de los bebés humanos.

De hecho, el estudio de este fenómeno ha revelado que los bebés panda son los animales más adorables, según la opinión pública general, y desde luego, cumple los “rasgos adorables” de los que hablamos.

¿Tiene algún significado evolutivo?

Apretar mejillas - PsicoWisdom

El motivo de que este tipo de rasgos físicos desencadene una respuesta emocional tan destacable es fundamental para la supervivencia de la especie. Dicha respuesta, hace que los seres humanos sintamos la necesidad de cuidar de nuestras crías y de protegerlas, aunque sean de otros padres. Por consiguiente, una mayor protección de las crías asegura un mayor índice de supervivencia y de este modo, una mayor descendencia.

 

Para finalizar, un ejemplo visual de lo expuesto:

 

 

Notas del Autor:

¹ Esta cita ha sido traducida al español, por lo que se refiere a la función de autocompletar la frase en ingles.

² El primer estudio dirigido por Rebecca Dyer y Oriona Aragon fue presentado con el nombre de: “It’s so cute I want to squish it! How Cuteness leads to verbal expressions of aggression

 

* ¿No estás de acuerdo con algo de lo expuesto? ¿Tienes dudas? ¿Quieres compartir algo? No dudes en ponerte en contacto conmigo. @DanielTejedor [Twitter]; DanielTejedorPardo [WordPress]

Dime cómo hablas y te diré de quién te enamoras

Comunicación de Pareja - PsicoWisdom

Varios estudios encuentran una relación entre las palabras que usa una pareja para comunicarse y el éxito de la relación.

Los primeros estudios de psicología, en el campo de las relaciones amorosas, apuntaban a que las parejas con mayor similitud de gustos, intereses, valores y rasgos de personalidad eran las que tendían a ser más exitosas. Posteriormente se ha visto que el tema, es mucho más complejo, aunque también sea verdad que la posibilidad de conocer a alguien con gustos parecidos a los de uno mismo, es mayor que la de conocer a alguien con gustos muy distintos.

Recientemente, un grupo de investigadores ha encontrado una relación mucho más sencilla de estudiar, capaz de predecir el fracaso o el éxito de una relación.

Sigue leyendo

La realidad sobre las rubias | Verdades y Mitos

00027138.Konrad.Bak

Todos hemos oído los típicos chistes protagonizados por rubias que juegan el papel de tontas. Este estereotipo es probablemente uno de los más extendidos por todo el planeta, y en especial, por países del primer mundo situados en Europa y América. Tal es la envergadura, que más de uno puede llegar a preguntarse, si hay algo de cierto en el estereotipo, porque, como dice el dicho: “Cuando el río suena, agua lleva.”

Por este motivo, vamos a dedicar este artículo a explicar algunas  de las últimas investigaciones al respecto, contestando así, a preguntas como: ¿Son realmente las rubias, más tontas que las morenas? ¿A qué se debe esta popular creencia? ¿Quiénes tienen más éxito para encontrar pareja, las morenas o las rubias? ¿Y para encontrar trabajo?

Antes de nada, hay que tener en cuenta el siguiente dato: Se estima que de toda la población mundial de mujeres, sólo el 2% son rubias naturales.

¿Quién cobra más, las rubias o las morenas?

David Johnston, de la Universidad Tecnológica en Queensland se hizo esta pregunta en el 2010.

Descubrió  que las mujeres rubias (naturales o no) tenían un nivel salarial superior a las demás, es decir, ganaban más estando en el mismo puesto, aunque tuviesen igual nivel académico que las otras.

Johnston, no se detuvo aquí, y se preguntó,  si a su vez, los hombres casados con mujeres rubias también cobraban más. Efectivamente, los números así lo indicaban.

Después de esto, el investigador hipotetizó que, tal vez, este sea uno de tantos motivos, por los que se cuentan chistes burlones sobre las rubias, por envidia de las morenas, siendo estas últimas las que promueven su transmisión oral, aunque no sea de forma consciente. [Para saber más sobre la envidia, recomiendo leer mi artículo sobre esta emoción].

¿Más facilidad para encontrar trabajo?

Por otro lado,  Margaret Takeda junto con su equipo de la Universidad de Tennessa en Chattanooga, decidieron investigar si las rubias y las morenas diferían a la hora de encontrar trabajo, dependiendo de las características del mismo.

Los resultados que obtuvieron, dictaminaban que las rubias tenían ventaja a la hora de buscar trabajos que requiriesen trabajar “de cara al público”, como por ejemplo, recepcionista. Por el contrario, para trabajos mejor remunerados, que requerían niveles cognitivos más altos y un mínimo de aptitudes, las mujeres rubias salían mal paradas.

Uno de los análisis estadísticos reveló por ejemplo, que entre las 500 mejores corredoras de bolsa de Londres, solo un 5% eran rubias; mientras que la población inglesa de mujeres rubias, ronda el 10%.

¿Realmente son menos inteligentes?

Esta, aunque resulte la pregunta clave y más importante, la respuesta es sencilla: NO

No se han encontrado diferencias intelectuales en ningún estudio científico llevado hasta la fecha, así de simple.

¿Quiénes son más sexis?

La famosa película “Los caballeros las prefieren rubias”,  del año  1953, ya dejaba entrever esta supuesta tendencia hacia las mujeres rubias por parte de los hombres. Y esto, es lo que quiso demostrar el psicólogo Viren Swami de la Universidad de Westminster.

Para ello, ideo varios experimentos:

  1.     El primero, consistía en hacer que una mujer, que colaboraba con los investigadores, fuese a clubes nocturnos, alternando las pelucas rubias, morenas y pelirrojas, dependiendo del día. Al mismo tiempo, los investigadores cuantificaban el número de hombres que intentaban ligar con ella. Los resultados fueron rotundos, la cabellera rubia, atraía a tantos hombres, como la morena y la pelirroja juntas.
  1.     El segundo experimento, fue parecido al anterior. En este caso, la situación consistía en hacer autoestop. Como en el otro experimento, la mujer iba cambiando de peluca. El resultado fue el mismo que se obtuvo con el otro experimento.
  1.     Finalmente, el tercer experimento fue el más interesante y paradójico. En este caso, se seleccionaba a un grupo de hombres, a los que se les presentaba una serie de imágenes de la misma mujer, pero con el color del pelo cambiado informáticamente. De este modo, cada hombre veía a la misma mujer, con los tres colores posibles del cabello. Inesperadamente, los hombres contestaban en mayor número, que la morena era la más guapa, frente a los otros dos colores.

 

Llegados a esta situación paradójica, donde las mujeres rubias atraen más a los hombres, pero no por ser necesariamente más guapas, los investigadores acabaron postulando 3 hipótesis para explicar este fenómeno.

Hipótesis I: Defendida especialmente por los evolucionistas, ya que se basa en la lógica de la economía de mercado, donde lo escaso, es más preciado.

Hipótesis II: El psicólogo David Matz, de la Universidad Augsburg (Minneapolis), demostró que cuanto más rubio era el cabello de una mujer, más joven aparenta ser. La hipótesis pues, defendida especialmente por evolucionistas (como en el caso anterior), se basa en que los hombres, buscan mujeres más jóvenes, ya que estas tienen una mayor capacidad de procreación. Dentro de esta hipótesis, la cual se sustenta en la edad aparente de la mujer, hay otro enfoque, apoyado más por los sociólogos. Estos explican que dicha búsqueda de juventud, se puede deber, a que el hombre quiere una pareja que le permita adoptar una posición de dominancia dentro de la relación, para poder hacerse valer de su experiencia y dominio en la misma.

Hipótesis III: Esta última hipótesis, explica la preferencia de los hombres por las mujeres rubias, como consecuencia de la imagen que han dado los medios de comunicación, la publicidad y en especial el cine de ellas. Dicha imagen,  se caracteriza por presentar a la mujer rubia como fácil, sensual y dotada de talentos físicos (que no intelectuales). M.M

Marilyn Monroe es posiblemente, uno de los primeros iconos, además de ejemplares, de esta tendencia. A pesar de que se rumorea que tenía un coeficiente intelectual muy superior a la media, y que uno de los motivos de su infelicidad era justamente ese (que la gente la viese más como un icono sexual, que como una mujer brillante e inteligente), protagonizó numerosas películas con el papel de “rubia exuberante y tonta”.

Melissa Rich y Thomas Cash, de la Universidad Old Dominion en Norfolk, decidieron estudiar este fenómeno revisando casi 40 años de revistas y prensa (como las revista Vogue o Playboy).

Constataron que a pesar de que en EE.UU el 5% de las mujeres son rubias, en las revistas analizadas aparecían en un 35%. Concretamente, en la revista Playboy, el porcentaje ascendía hasta el 41%, lo que, indudablemente, contribuye a fomentar la asociación entre la mujer rubia y el interés incondicional de esta por su cuerpo.¿Y qué pasa con los rubios?

35443-original

Pamela Anderson en su primera portada de la revista Playboy. Actualmente tiene el record por ser la mujer que más veces a protagonizado la portada de esta revista, exactamente 13 veces.

¿Y qué pasa con los Rubios?

Los mismos estudios que realizó Viren Swami se repitieron con hombres, pero el resultado no fue el mismo. No había diferencias entre el uso de pelucas rubias, pelirrojas y morenas (tanto en la escena del autoestop, como en la de los clubes nocturnos).

¿Puede una mujer rubia autoconvencerse de que cumple el estereotipo?

Rotundamente . El investigador Clémentine Bry, con ayuda de sus colaboradores de la Universidad de Nanterre, solicitaron a participantes rubias y morenas que realizasen una prueba de conocimientos generales. Antes de empezar la prueba, recordaron de forma discreta el estereotipo de la mujer rubia, además de presentar una serie de fotografías en las que aparecían mujeres rubias consideradas reinas de la belleza.

Cuando las participantes rubias comenzaron con la prueba, un gran número de estas se bloquearon y obtuvieron peores calificaciones, en comparación, con otro grupo de rubias, que no habían sido sometidas al recuerdo del estereotipo ni a las imágenes. Quedaba así pues constatado, el poder del autocumplimiento.

 

Finalmente, me gustaría desmentir el mito de que las pelirrojas y las rubias se extinguirán dentro de 100 o 200 años. Si quieres leer más sobre esto, te recomiendo este enlace (en ingles), o si lo prefieres en español, este otro.

 

* ¿No estás de acuerdo con algo de lo expuesto? ¿Tienes dudas? ¿Quieres compartir algo? No dudes en ponerte en contacto conmigo. @DanielTejedor [Twitter]; DanielTejedorPardo[WordPress]