Abuso Infantil: Secuelas Físicas Y Psicológicas en la Adultez

Foto tomada por la artista y fotógrafa canadiense Jill Greenberg. Obra perteneciente a la serie End Times.

Foto tomada por la artista y fotógrafa canadiense Jill Greenberg. Obra perteneciente a la serie End Times.

Una serie de recientes investigaciones revelan que las alteraciones neurobiológicas como consecuencia de abusos infantiles, no solo aumentan la posibilidad de padecer trastornos mentales en la adultez sino que también aumentan las posibilidades de padecer trastornos orgánicos futuros, así como alteraciones conductuales.

Los abusos y abandonos infantiles son posibles acontecimientos traumáticos para cualquier niño, y son mucho más frecuentes de lo que se piensa. Según el centro de Salud Mental Infantil del Colegio Universitario de Londres1, cada año entre el 4 y el 16 por ciento de los niños de los países occidentales industrializados sufren malos tratos corporales y 1 de cada 10 sufre abandono o sobrecargas psíquicas extremas.

En lo que respecta a los abusos sexuales, entre el 5 y el 10 por ciento de las niñas y el 5 por ciento de los niños, lo han sufrido alguna vez a lo largo de su infancia.

[Este artículo ha sido una contribución por parte de PsicoWisdom para el Blog Psicologia Y Mente]

Sigue leyendo

Anuncios

La Perversión Humana | Violaciones en Grupo

Portada Violaciones en grupo -PsicoWisdom

Los actos de violación llevan ya mucho tiempo en el punto de mira de los psicólogos que intentan responder a preguntas como: ¿Cuál es el perfil del violador? ¿Qué secuelas le pueden quedar a la víctima? ¿Bajo qué circunstancias es más probable que se dé la violación?

Por el contrario, un tema menos estudiado, posiblemente por la dificultad del mismo, es el de las violaciones en grupo. Es complicado realizar un buen estudio sobre el tema y conseguir datos fiables, por lo que la investigación, de momento, con pocas referencias.

No obstante, en este artículo se expondrán algunos de los estudios más relevantes con sus respectivos resultados, para intentar arrojar algo de luz a un tema tan oscuro.

  Sigue leyendo