Lo que no cuentan en CSI | La Autopsia Psicológica

Obra llamada "¡Y tenía corazón!" (1890 ) por Enrique Simonet. Pintor Valenciano.  Óleo sobre lienzo, con un tamaño de 177 x 291 cm.

Obra llamada “¡Y tenía corazón!” o “La autopsia” (1890) por Enrique Simonet. Pintor Valenciano. Óleo sobre lienzo, con un tamaño de 177 x 291 cm.

Hoy en día poca gente desconoce el concepto de autopsia y lo que este implica. Pero lo que comúnmente se conoce como autopsia, se refiere a la autopsia clínica (conocer la causa de la muerte y las condiciones físicas que la desencadenaron y produjeron) o a la autopsia forense (normalmente solicitada por un juez, al contemplar como posibilidad que haya sido un crimen).

En un sentido más amplio, se puede hablar también de autopsia histórica (como su nombre indica, consiste en intentar determinar la muerte, por intereses históricos, analizando la información de la que se dispone, aun cuando el cuerpo de fallecido no está presente) y de autopsia psicológica; siendo esta última en la que se basará este artículo.

¿Qué es la autopsia psicológica?

Se puede decir, que la autopsia psicológica es una técnica que pueden utilizar los criminólogos y otros científicos forenses para averiguar, mediante la reconstrucción de la personalidad, las circunstancias de la muerte, el estilo de vida del fallecido y el origen de la muerte (que no, la causa).

Para distinguir entre origen y causa, lo mejor es ejemplificarlo de la siguiente forma:

lesión golpe

Cráneo chocando contra un elemento fijo. El cerebro golpea la parte frontal del cráneo debido a la inercia y la parte posterior debido al rebote. Esto se conoce como efecto golpe-contragolpe. Generando así 2 posibles traumatismos craneoencefálicos.

Una persona ha saltado desde un edificio. 

  • Causa de la muerte: Traumatismo craneoencefálico causado por el impacto contra la acera.
  • Origen de la muerte: La muerte de su esposa y su hijo en un accidente de tráfico lo sumieron en una grave depresión. Esta le llevó al suicidio.

[Como siempre, los ejemplos distan mucho de asemejarse a la realidad, porque esta nunca es tan simple. Para saber más sobre los suicidios, se recomienda hacer clic en el artículo: “Factores, Estadísticas y otros Datos sobre el Suicidio” para conocer este fenómeno que va (desgraciadamente) en aumento]

Es decir, mismas causas pueden tener distintos orígenes y viceversa.

Para conseguir esclarecer el origen, los investigadores entrevistarán a los amigos del fallecido, a los familiares y compañeros, analizaran registros bancarios, documentos, sus características vitales, estado de salud (física y mental) anterior, relación laboral, etc. Con todo esto, se “cruzará” la información para valorar si el origen de la muerte concuerda o no, pudiendo así, por ejemplo, llegar a distinguir entre un asesinato o un suicidio.

Funciones de la autopsia psicológica

Según B. W. Ebert en su artículo “Guía para conducir una autopsia psicológica“, la autopsia psicológica puede servir para 4 fines:

Clarificar una muerte equívoca

Según la OMS cada 40 segundos una persona se suicida en el mundo. Esto son 2160 personas al día.

Según la OMS cada 40 segundos una persona se suicida en el mundo. Esto son 2160 personas al día.

Aprovechando la diferencia explicada entre origen y causa de la muerte, podemos comentar que, la causa de la muerte suele ser (pueden haber excepciones) fácil de determinar mediante una buena autopsia clínica. Pero conocer la causa puede no arrojar mucha luz sobre quien asesinó a la victima o incluso sobre si realmente fue un asesinato.

Es por esto, que determinar el origen de la muerte, mediante la autopsia psicológica puede tener un papel crucial en el mundo de la criminolgía. De hecho, Edwin Shneidman afirma que, según los resultados de sus investigaciones, entre el 5 y el 20% de las muertes son de origen dudoso. Esto quiere decir, que aunque se sepa qué elemento (arma, enfermedad, etc) ha matado a la persona, se desconoce  que factores llevaron a la persona a tal final. Además, entre las distintas dudas que se pueden tener en el origen de la muerte, la más común es la de distinguir entre accidente y suicidio.

Ej¹.:Los criminólogos se encuentran a una mujer, tumbada en la cama. Recientemente murió su marido, con el que vivía, desde entonces vivía sola. La autopsia clínica a confirmado que la causa de la muerte es una sobredosis por medicamentos comunes. ¿Podemos afirmar que es un suicidio? Gracias a la autopsia psicológica, los forenses averiguaron:

  • La mujer no dejó una herencia sustancial o significativa a sus descendientes. Pudiendo descartar así la participación de los familiares en su muerte.
  • Sus hijos y nietos la visitaban regularmente, además, mantenía buenas relaciones con sus vecinos y amigos. Lo que dificultaría la aparición de un sentimiento de soledad. Asimismo, la gente con la que se relacionaba de forma continua asegura que su estado anímico era por lo general positivo y activo
  • La muerte de su marido fue natural. Esto puede facilitar el proceso de duelo de la mujer, sobre todo cuando el marido no sufre y acepta su muerte.
  • Esa misma mañana había hecho la compra de la semana. Lo que indicaría una visión de futuro.
  • Su historial clínico mostró que padecía unos importantes problemas visuales. Facilitando así la confusión de medicamentos, tomando una combinación dañina.

Llegados a este punto, y cruzando todos los datos, podemos afirmar, con un bajo nivel de error, que la muerte de la mujer fue un accidente, y no un suicidio (ni un asesinato).

Determinar por qué la muerte ocurrió en ese momento

World Map

Tasa de homicidios dolosos (excluyendo, por ejemplo, homicidios como la eutanasia) por cada 100 000 habitantes. Fuente: ONUDD (Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito).

Consiste en la evaluación del tiempo en el que ocurrieron los hechos, con el fin de identificar la conducta que influyó en la decisión de la persona para morir, ya sea de forma natural, accidental o premeditada.

Puede sonar raro, pero una persona puede acabar provocando su muerte (de forma indirecta), aunque no llegue a considerarse un suicidio. El Doctor en Psicología Vicente Garrido, de la Universidad de Valencia, expone el siguiente ejemplo en su libro: “Perfiles Criminales: Un recorrido por el lado oscuro del ser humano“; extraído de la serie de televisión The Shield.

Ej.: Un agente de policía, se enfrenta a un delincuente armado, sin chaleco antibalas y con la pistola enfundada. El delincuente le amenaza con disparar pero el policía lejos de asustarse, le grita que dispare.

Afortunadamente el policía sale ileso del altercado.

En el caso de que le hubiese matado, y posteriormente, se hubiese hecho la autopsia psicológica, se habría destapado que recientemente este mismo policía tuvo que hacer unas concesiones que le provocaron un fuerte autorreproche, todo ello para evitar que se descubriese su homosexualidad en la comisaria. Por ello, en el hipotético caso de su muerte, la acción sería etiquetada como homicidio, pero en su origen, sería un suicidio.

Predecir el suicidio

Esta es sin duda, una de las áreas más importantes de la autopsia psicológica y de la criminología. Consiste en estudiar los factores relacionados con el suicidio, siendo los más importantes, aquellos que aumentan las posibilidades de que una persona se suicide. Algunos estudios demuestran:

Según un trabajo que revisó 76 estudios sobre autopsias psicológicas, el 90% de los suicidas padecen algún trastorno mental, (no debemos pensar siempre en trastornos graves, como la esquizofrenia, ya que uno de los más comunes es, por ejemplo,  la depresión).

Otro estudio clásico, llevado a cabo por Rudestam (1971) halló que el 62% de los suicidas comunicaban, como mínimo a una persona, sus intenciones antes de intentar el suicidio.

Finalmente, Linderman et al. (1998) encontraron que los médicos de Finlandia (especialmente los doctores), tenían la tasa más alta de suicidios en Europa. Este estudio se llevó a cabo mediante autopsias psicológicas, encontrado además, que un gran número de estos médicos sufrían algún tipo de enfermedad física o mental, que al mismo tiempo, no compartían con el resto de sus familiares y amigos (sufriendo el peso de la enfermedad ellos solos). A su vez, preferían también automedicarse, corriendo cierto peligro.

 

Como estrategia terapéutica

En cuanto a funciones, encontramos en último lugar el estudio de los suicidas fracasados, es decir, personas que intentaron suicidarse pero no lo consiguieron. Al entender el proceso posterior al intento de suicidio, se puede mejorar las técnicas terapéuticas, con el fin de ayudar al paciente, disminuyendo así la posibilidad de que reincida en su intento.

Un estudio clásico en este campo, es el que llevaron a cabo el matrimonio Sanborn, quienes en 1976 analizaron una amplia muestra de personas que habían intentado suicidarse. Encontraron así, que este grupo de personas, después del intento de suicidio, necesitaban imperativamente hablar con alguien sobre sus emociones para explicar qué los había empujado a cometer semejante acción. Además, estas personas mostraban una gran necesidad de ser ayudadas para enfrentarse a las tareas de la vida diaria, las cuales, consideraban importantes para “reengancharse a la vida”.

Es por ello, que la autopsia psicológica, además de ser una fuerte arma de prevención (conociendo los factores que aumentan el número de suicidios), también es un arma necesaria para comprender cómo ayudar a las personas que han sobrevivido al intento de quitarse la vida.

¿Cómo llevarla a cabo?

Factores a examinar en la autopsia psicológica, según Ebert (1987)

Factores a examinar en la autopsia psicológica, según Ebert (1987). Cuadro extraído de Garrido, V. (2012)

Una de las mejores conceptualizaciones a la hora de tener en cuenta los factores más importantes en una autopsia psicológica, son los expuestos por el Doctor Bruce Ebert, que podemos observar en la siguiente imagen.

Después de haber recogido toda la información pertinente, los datos relevantes deben escribirse en un informe. Para llevar a cabo este informe, el psicólogo Theodore H. Blau aconseja dividirlo en 6 partes:

  1. Propósito de la evaluación
  2. Fuentes de información
  3. Resumen de los hechos
  4. Factores significativos
  5. Análisis psicológico integrador (valoración lógica, coherente y psicológica del experto, teniendo en cuenta toda la información disponible).
  6. Conclusiones

Conclusión

A pesar de que algunos autores critican la falta de validez y estandarización de la autopsia psicológica, debemos tener en cuenta que esta, se aplica con una fuerte dependencia de cada caso. En otras palabras, cada caso es un mundo, por lo que realizar un método totalmente estandarizado y jerarquizado es casi imposible.

De lo anterior, se puede deducir que lo realmente efectivo de la autopsia psicológica, no es la técnica en sí, sino la pericia del psicólogo/criminólogo para llevarla a cabo, y esto se puede convertir en su mayor defecto o en su mayor virtud.

Notas del Autor:

Blau, T. H. (1984): The psychologist as expert witness, Wile, New York.

Ebert, B. W. (1987): Guide to conducting a psychological autopsy, Professional Psychology, 18, 52-56.

Garrido, V. (2012). Perfiles criminales: Un recorrido por el lado oscuro del ser humano (66-76 ed.). Barcelona: Ariel.

Shneidman, E. S. (1981): The psychological autopsy, Suicide & Life Threatening Behavior, 11, 325-340.

¹ Este ejemplo es ficticio, creado exclusivamente con propósitos explicativos.

* ¿No estás de acuerdo con algo de lo expuesto? ¿Tienes dudas? ¿Quieres compartir algo? No dudes en ponerte en contacto conmigo:

@DanielTejedor [Twitter]; DanielTejedorPardo [WordPress]; danitej_94@hotmail.com [Correo]; PsicoWisdom [Facebook]; danieltejedor9 [Pinterest]

Igualmente, si te gustaría publicar algún artículo sobre psicología en PsicoWisdom con tu nombre, escríbeme. 

Anuncios

4 pensamientos en “Lo que no cuentan en CSI | La Autopsia Psicológica

  1. Una vez más, y como siempre, has escrito un artículo fantástico 🙂 Antes de nada, quiero felicitarte por la labor que haces con este blog. Sigue así, pues no es habitual encontrar gente con tanta dedicación por la psicología.
    Desde luego que el texto es de mi interés, he tenido la oportunidad de realizar varias autopsias psicológicas y es sorprendente todo lo que se extrae de ellas. Recuerdo precisamente un caso curioso en el que aparentemente la muerte había sido por homicidio y sin embargo en realidad fue un suicidio (muy de película, la verdad).
    Fíjate si es importante la autopsia psicológica que actualmente se está llevando a cabo un macroestudio que puede implicar incluso la modificación de ciertas leyes.
    Respecto a la crítica de falta de estandarización, estoy de acuerdo en que establecer un protocolo común a todos los casos es complicado, la técnica en sí consiste más en dar con las claves para obtener la mayor cantidad de información posible que otra cosa. Pero como todo, es cuestión de seguir investigando.
    En lo que no había pensado especialmente es en la utilización terapéutica a modo preventivo, ya que no sé si el planteamiento de la autopsia en personas vivas es del todo riguroso, pero la idea en sí me parece bastante útil.
    Bueno, después de esta parrafada ya me despido, y si necesitas información, colaboración o lo que sea, siempre me puedes preguntar 🙂
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Antes de nada, muchísimas gracias por comentar y compartir su opinión con respecto al blog y al artículo más concretamente.
      También es muy agradable saber que personas que trabajan en los campos de estudio sobre los que escribo lean los artículos y los comenten, me parece que es algo más de lo que aprender y compartir opiniones y puntos de vista.
      La verdad, es que si lo sabes, sería muy interesante que mencionases ese estudio al que haces referencia.

      Un sincero abrazo 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s