La Terapia Electroconvulsiva en el Siglo XXI | ¿Cura o Tortura?

jack-nicholson

La Terapia Electroconvulsiva ha sido un de las grandes críticas hacia la psicología y psiquiatría en cuanto a terapias dañinas para el paciente. De hecho, no cabe duda que en sus inicios lo era, dada la gran cantidad de efectos a corto y largo plazo que ocasionaba.

Mucha gente se sorprende cuando se entera de que en la actualidad la terapia electroconvulsiva se sigue utilizándo para tratar determinados trastornos, posiblemente porque se imaginan que esta no ha evolucionado y sigue siendo aquella técnica que consistía en dar descargas eléctricas sin ningún tipo de anestesia y manteniendo al paciente inmovilizado.

Pero, ¿Cómo se lleva a cabo actualmente esta técnica? ¿Tiene efectos secundarios? ¿En qué casos ha demostrado su efectividad? ¿Cual ha sido su evolución hasta hoy en día?

Su Doloroso Inicio

Esta técnica fue introducida por los médicos italianos Ugo Cerletti  y Lucio Bini  en el año 1938. Uno de sus principales usos en la época era el de tratar las psicosis.

Además, los médicos experimentaban con sus pacientes variando la Intensidad (en Voltios) y la duración, para comprobar los distintos efectos que podían producir las descargas, las cuales, solían acarrear graves lesiones en el paciente, que podían oscilar entre el aturdimiento y la desorientación posterior al tratamiento (que se podía sostener durante horas o días), hasta la fractura de huesos como consecuencia de las repentinas contracciones musculares que experimentaba el paciente.

Como recomendación, es muy acertada como ejemplificación  de esta técnica (en su pasado) en la película “Alguien voló sobre el nido del cuco” (a la que pertenece la foto de la portada), o en la serie “American Horror Story: Asylum

tumblr_mi363qBTfn1rp2i22o1_500

Escena perteneciente a la excelente película: “Requiem por un sueño”, dirigida por Darren Aronofsky. En ella aparece una de las protagonistas siendo sometida a una TEC o Terapia Electroconvulsiva.

 

Actualmente, existe una cuarta parte de pacientes con depresión grave, que no responden ni al tratamiento farmacológico ni psicoterapéutico. De hecho, cuando los pacientes que no responden positivamente a 2 o más modalidades de terapia se considera que estos muestran “resistencia al tratamiento”. Pues bien, para este grupo la TEC (terapia electroconvulsiva) puede suponer un buen salvavidas.

 

¿Cómo se lleva a cabo?

Hoy en día, esta técnica se aplica bajo anestesia general de corta duración y respiración asistida. A esto, se le incluye la ingesta de un medicamento que provoca una relajación muscular del paciente, para evitar cualquier tipo de posible convulsión.

La descarga se transmite mediante una serie de electrodos situados en el cuero cabelludo, los cuales emitirán una corriente de entre 70 y 120 voltios.

Estos procedimientos consiguen que la TEC no produzca dolor ni malestar, tanto durante como después del tratamiento.

Los resultados han mostrado que dependiendo de la posición de los electrodos, la TEC trata con éxito más del 70% de los casos. Pero no todo es positivo, como cabría esperar:

 

Inconvenientes

Imagen tridimensional del hipocampo. Área encargada principalmente de la memoria.

Imagen tridimensional del hipocampo. Área encargada principalmente de la memoria.

Los problemas de esta terapia son principalmente dos:

  • Elevada tasa de recaídas pasado un tiempo después de la terapia.
  • Algunos pacientes pueden tener problemas de memoria, en lo que concierne a los recuerdos inmediatamente anteriores y/o posteriores a la intervención. Este efecto secundario aparece porque la corriente afecta también al hipocampo.

De todos modos, estas consecuencias suelen desaparecer al cabo de unas horas o días, como mucho.

Importante mencionar el resultado que demostró el Instituto Psiquiátrico de Nueva York, Harold Sackeim, con casi 350 pacientes de 7 clínicas distintas: Las pérdidas de memoria eran mayores cuando la edad del paciente al que se le aplicaba la terapia era mayor.

Es decir, un paciente de unos 25 o 30 años sufrirá una pérdida de memoria mucho más leve que uno de 60 o 70, al recibir este tipo de terapia.

 

¿Cómo actúa la descarga eléctrica en el cerebro?

Hoy en día, a pesar de los indudables avances de las diferentes neurociencias, se desconoce cómo actúa la TEC, al igual que tampoco se comprenden totalmente los mecanismos neuroquímicos de la depresión.

En lo que respecta a la depresión, una de las hipótesis vigentes es la conocida como Hipótesis de la neuroplasticidad de la depresión¹, la cual, explica este trastorno como consecuencia de la destrucción elevada de conexiones sinápticas.

Pues bien, la TEC ha demostrado ser especialmente eficaz contra este trastorno en concreto, y esto se debe, teniendo en cuenta la hipótesis de la neuroplasticidad, a que la estimulación eléctrica contribuye a la formación de nuevas sinapsis (conexiones entre neuronas).

A este respecto, sí se sabe a ciencia cierta que la estimulación eléctrica aumenta la liberación de neurotransmisores, en especial de noradrenalina, dopamina, serotonina, GABA, glutamato; además de recuperar la producción de la proteína BDNF (brain-derived nerve growth factor). Esta última proteína es la encargada de generar nuevas conexiones sinápticas.

Como se puede ver, posiblemente uno de los puntos fuertes de la TEC sea su acción de gran espectro, de tal modo que estimula de forma inespecífica una gran cantidad de procesos neuroquímicos.

 

La evolución de la Terapia Electroconvulsiva

El siguiente y último avance ha sido el paso que ha dado la TEC hacia la EMT (estimulación magnética transcraneal) que ha dado finalmente pie a la TMC (terapia magnética convulsiva).

La TMC intenta producir una estimulación similar a la que se consigue con la TEC, pero de forma más aislada y controlada mediante el uso de electroimanes, que generan un campo magnético en las zonas cerebrales que se pretenden activar.

La Terapia Magnética Convulsiva en la práctica

sarah_lisanby_tms

Sarah Lisanby utilizando una máquina de Estimulación Magnética Transcraneal

 

En el año 2000 se realizó la primera aplicación de la TMC en el Hospital Universitario de Berna.

Tres años después el grupo de investigadores encabezado por Sarah Lisanby, de la Universidad de Columbia (Nueva York). Utilizaron la técnica con 10 pacientes con depresión grave, obteniendo que en comparación con la TEC el número de alteraciones de la memoria era mucho menor, mientras que los resultados positivos para estos eran los mismos que con la TEC. Es decir, mismos beneficios con menos efectos secundarios.

Más concretamente, como observó Paul White, del Centro Médico del Sudeste de la Universidad de Texas en el 2006, tras el uso de una TMC los pacientes recuperan la orientación y se despiertan antes.

De hecho, mientras que los pacientes que han sido sometidos a una TEC tardan 18 minutos de media  para recuperarse, los que han utilizado la TMC tardan tan solo 4 minutos; e incluso, eran capaces de continuar con la conversación que habían iniciado justo antes de la intervención.

Más tarde, este último autor, con la intención de confirmar sus resultados llevó a cabo otro experimento tratando a 10 pacientes con TMC y a otros tantos con TEC, obteniendo nuevamente que los resultados antidepresivos eran similares.

Conclusión

Aunque la terapia electroconvulsiva se aleja hoy en día (por suerte) de la que se empezó a utilizar en los años 30 para tratar a todo tipo de pacientes, sigue presentando algunos inconvenientes; mas no deja de ser una alternativa que ha demostrado tener importantes ventajas ante pacientes resistentes a otros tratamientos.

Pero después de lo expuesto, y en especial, lo concerniente a la Estimulación Magnética Convulsiva, resulta evidente que la TEC ira desvaneciéndose con el tiempo, mientras que la TMC ocupa su lugar, obteniendo mismos resultados, de forma más segura.

 

Notas del Autor:

Antidepressant effects, of magnetic seizure therapy and electroconvulsive therapy, in treatment-resistant depression. S. Jayser et al. en Jounarl of Psychiatry Research, vol. 45, nº, págs. 569-576, 2011.

Magnetic seizure therapy for treatment-resistant depression: Clinical, neuropsychological and metabolic effects. S. Kayser et al. Psychological Medicine.

¹Para saber más sobre la depresión y la neuroplasticidad recomiendo este artículo en español: Aquí el enlace.

* ¿No estás de acuerdo con algo de lo expuesto? ¿Tienes dudas? ¿Quieres compartir algo? No dudes en ponerte en contacto conmigo:

@DanielTejedor [Twitter]; DanielTejedorPardo [WordPress]; danitej_94@hotmail.com [Correo]; PsicoWisdom [Facebook]; danieltejedor9 [Pinterest]

Anuncios

Un pensamiento en “La Terapia Electroconvulsiva en el Siglo XXI | ¿Cura o Tortura?

  1. Pingback: Tu Grupo Sanguíneo Afecta a Tu Cerebro | PsicoWisdom

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s