¿Influye el Bótox en la Felicidad?

Portada Bótox - PsicoWisdom

El Bótox, es un tipo de modificación corporal muy extendido entre las sociedades desarrolladas, ya que permite mediante un sencillo proceso (inyección con jeringuilla a nivel intramuscular), paralizar los músculos (normalmente faciales), evitando así, la aparición de arrugas. También se puede usar para otros menesteres, como su inyección en axilas para evitar una excesiva sudoración.

En este artículo, nos centraremos en analizar cómo afecta el uso de esta sustancia a la felicidad del usuario, además de a la expresión de las emociones y su regulación en general. Para acabar, también hablaremos de cómo puede afectar el reprimir las emociones.

 

¿Qué es el Bótox?

Antes de nada, hay que tener claro que el Bótox es solo la marca más famosa y comercial de la toxina botulínica. Más concretamente, es un tipo de neurotoxina extremadamente peligrosa que es elaborada de forma natural por una bacteria llamada Clostridium botulinum.

Dicha neurotoxina, es tan peligrosa que puede usarse como arma química para la elaboración de armas de destrucción masiva. Por ello, su uso está prohibido en las Convenciones de Ginebra y la Convención sobre Armas Químicas.

Dado que el uso de esta neurotoxina en la zona del rostro, paraliza la expresión de las emociones faciales, cabe preguntarse, ¿cómo puede afectar esto a nivel psicológico?

 

La expresión facial de las emociones

Fue ya Charles Darwin quien en 1873, propuso por primera vez que las manifestaciones emotivas influyen en nuestros sentimientos. O lo que es lo mismo, dependiendo de cómo expresemos una emoción, nos sentiremos de una forma u otra, de este modo, si por ejemplo exageramos la expresión de una emoción, los sentimientos que van ligados a dicha emoción, también se verán incrementados.

Citando al mismo C. Darwin:

“La libre expresión de una emoción, manifestada en signos externos, la intensifica.”

Años después, el reconocido psicólogo William James (1842 – 1910) llegó a afirmar que si una emoción no se expresa, es porque no se ha sentido en absoluto.

Evidentemente, esta es una visión extremista de la realidad, pero con algo de cierto. Para investigar en qué medida la expresión de las emociones regulan nuestra percepción de nuestros sentimientos, se han hecho numerosos estudios, y en concreto, que guarden relación con el uso del Bótox, los siguientes:

 

Bótox, Felicidad y Belleza

Estudio I

Un equipo de psicólogos de la Universidad de Cardiff, realizó el siguiente estudio en febrero de 2009:

Seleccionaron a 25 mujeres y las dividieron en dos grupos, un grupo que había recibido tratamiento con Bótox y otro que no. Asimismo, se comprobó que las mujeres que habían sido tratadas con Bótox, no podían fruncir el ceño.

Después, se les administró un cuestionario para medir los niveles de ansiedad y depresión, por un lado, y por otro, se les preguntó acerca de cuan bellas se percibían ellas mismas.

Los resultados I

Los resultados obtenidos por los investigadores, fueron interesantes. Mientras que las mujeres que habían sido tratadas con Bótox, se sentían más felices de media que las otras; los niveles de belleza autopercibida eran iguales entre los dos grupos. Es decir, las mujeres con Bótox se veían igual de guapas pero más felices.

Estos resultados sugieren que los efectos emotivos no estaban inducidos por un refuerzo psicológico resultante de la naturaleza cosmética del tratamiento.

De este modo, uno de los coautores del estudio comentaba:

“Al parecer, nuestra forma de experimentar emociones no se restringe al cerebro, sino que hay partes de cuerpo que contribuyen a reforzar nuestros sentimientos” – Michael Lewis.

 

Estudio II

En otro estudio parecido, realizado en Alemania el marzo del mismo año:

Se escogió nuevamente, a un grupo de personas que se dividió en dos subgrupos, uno tratado previamente con Bótox (facial) y otro sin Bótox.

A ambos grupos se les pidió, mientras estaban siendo escaneados mediante resonancia magnética funcional (RMf), que pusieran cara de enfado.

Los resultados II

Los análisis obtenidos mediante la resonancia, descubrieron que los participantes con Bótox presentaban una actividad en los circuitos cerebrales encargados de los procesos y respuestas emotivos mucho menores que el resto de sujetos sin Bótox. En especial, en la amígdala, el hipocampo y en ciertas zonas del tallo cerebral.

 

¿Y al revés?

También se han hecho estudios en sentido contrario, es decir, mientras que las personas con Bótox afirman ser más felices, también se ha visto que el Bótox puede disminuir otros sentimientos como el dolor.

En un estudio publicado en Journal of Pain (mayo 2008) se seleccionó a un grupo de 29 participantes, a quienes se les iba a aplicar calor en el brazo. Estos, se dividieron a su vez en tres grupos, dependiendo de las demandas impuestas por los investigadores:

  • Grupo 1: El primer grupo debía emitir muecas de dolor al recibir el calor en el brazo.
  • Grupo 2: Este grupo debía mantener una expresión neutra durante la aplicación.
  • Grupo 3: Los participantes en este grupo debían mostrar una expresión facial de relajación.

 

Los resultados

Como fue de esperar, el Grupo 1 manifestó haber experimentado más dolor que los otros dos grupos.

El mismo Michael Lewis, que a pesar de no haber participado en este estudio, conjetura:

“Es posible que uno sienta menos dolor si no tiene la posibilidad de expresarlo”

 

¿Es bueno reprimir los sentimientos?

Según los estudios llevados a cabo por Judith Grob, de la Universidad de Groningen en Holanda, se desprende que la represión de los sentimientos negativos puede desembocar en una “filtración” de dichos sentimientos en otros dominios de la vida de la persona.

En uno de sus interesantes estudios pidió a un grupo de sujetos que contemplasen imágenes repulsivas y disimulasen sus emociones, a diferencia de otro grupo que debía sostener un bolígrafo con la boca (de este modo, se impide que hagan muecas de disgusto). Además, había un tercer grupo que podía reaccionar como gustase.

Dos señales básicas de la expresión facial del asco. [Imagen de la serie: Lie To me]

Dos señales básicas de la expresión facial del asco. [Imagen de la serie: Lie To me]

Como ya se sabía en los estudios anteriormente tratados, los dos grupos que debían ocultar sus emociones afirmaron después haber sentido menos asco que el tercer grupo, que podía reaccionar como quisiese.

Hasta aquí, todo igual, pero la doctora Grob introdujo una situación adicional posterior.

Al acabar la primera fase del experimento, los sujetos debían llevar a cabo una serie de tareas cognitivas, tales como rellenar espacios en blanco de un cuestionario.

Los resultados

Pues bien, los sujetos que habían reprimido sus emociones rendían pobremente en las tareas de recuerdo con respecto al grupo control (quienes no reprimieron sus emociones). Pero lo verdaderamente llamativo fue, que en la tarea de completar palabras (a las que les faltaban vocales), los sujetos “reprimidos” tendían a elegir con mayor frecuencia las opciones negativas. Por ejemplo:

Si tenían que rellenar la palabra S_CIO, los que habían reprimido sus emociones elegían SUCIO; frente al otro grupo que elegía SOCIO.

Grob añade finalmente al estudio que:

Quienes propenden a actuar así de forma habitual pueden adquirir una percepción más negativa del mundo. Cuando el rostro no ayuda a expresar una emoción, la emoción busca otras vías para expresarse”

 

 

Notas del Autor:

* ¿No estás de acuerdo con algo de lo expuesto? ¿Tienes dudas? ¿Quieres compartir algo? No dudes en ponerte en contacto conmigo:

@DanielTejedor [Twitter]; DanielTejedorPardo [WordPress]; danitej_94@hotmail.com [Correo]; PsicoWisdom [Facebook]

Anuncios

Un pensamiento en “¿Influye el Bótox en la Felicidad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s