La Psicología de la Modificación Corporal | Tatuajes, Piercings y más

Hook_and_Eye - PsicoWisdom

¿Por qué hay personas que se tatúan el cuerpo entero mientras otros ni siquiera se plantean hacerse un pequeño tatuaje? ¿Son las personas con piercings o tatuajes diferentes al resto? ¿Son más conflictivas? ¿Las modificaciones corporales están relacionadas con la autolesión? ¿Cómo fomenta el cerebro estas conductas? ¿Quiénes se tatúan más? ¿Quiénes ven más atractivos los tatuajes, hombres o mujeres? ¿Se mejoran las experiencias sexuales con los piercings genitales?

Historia

Otzi tattos - PsicoWisdom

Fotografías de la momia Ötzi, que vivió hacia el 3300 a.C En la imagen superior izquierda se aprecian los tatuajes en forma de rayas verticales.

Los primeros indicios de la existencia de tatuajes y piercings fueron descubiertos en una momia glaciar llamada Ötzi en el 1991. Este cuerpo tenía una antigüedad de 5300 años y se caracterizaba por poseer tanto en la espalda como en las extremidades, más de 50 rayas que fueron, probablemente, resultado de un ritual.

Posteriormente, en la Edad Media, los tatuajes podían usarse tanto como una marca de honor, como de deshonor. Mientras que en los cruzados y peregrinos era común tatuarse símbolos que hiciesen referencia a su lugar de origen, también se marcaba a los criminales de la misma manera.

El término “tattoo” fue importado a Europa por James Cook en el siglo XVIII, desde los mares del sur, siendo esta, una derivación de la palabra tahitiana tatua, que se puede traducir como golpear.

Durante el siglo XX, el arte corporal vivió distintas interpretaciones. En tiempos del nacionalsocialismo como señal de humillación o con fines prácticos a modo de identificación, en la época punk como protesta y por último, como accesorio de moda principalmente.

Glosario

A lo largo del artículo, utilizare “modificación corporal” o “decoración corporal” para referirme a cualquier tipo de alteración artificial de la apariencia del cuerpo. Estos son los métodos más extendidos:

Tatuje: Cualquier grabado de dibujos en la piel mediante la introducción de materias colorantes bajo la epidermis.

Ejemplo de tatuaje ultravioleta

Ejemplo de tatuaje ultravioleta

  • Tatuaje ultravioleta: Tipo de tatuaje en el que se utiliza una pintura especial que solo es perceptible ante la luz ultravioleta.

Piercing: Se obtiene mediante la perforación o el corte de una parte del cuerpo, generalmente para insertar aretes o pendientes. (Los clásicos pendientes no entran dentro de esta clasificación).

  • Play-piercing: Implante de clavos en las capas superiores de la piel en sentido perpendicular a esta, dando lugar a patrones e imágenes a las que se le pueden añadir anillos o cintas.
  • Pocketing: Fijación de los extremos de una varilla de metal debajo de la piel.

    Ejemplo de Pocketing

    Ejemplo de Pocketing

  • Surface bar: Implante de una barra debajo de la piel para colocar bolas en los extremos que sobresalen.
  • Suspensión: Colgar el cuerpo entero mediante ganchos anclados a la piel. Tribus indias ya practicaban esta técnica como rito de iniciación.
  • Sewings: Cosidos en las capas superiores de la piel que configuran patrones o imágenes. El ejemplo más común es el que se da en las manifestaciones, cuando los participantes se cosen los labios como forma de protesta.

Túnel: Cuando el piercing se amplía permitiendo colocar ojales.

Implantes: Realizar una incisión para introducir un objeto o algún tipo de material. Los más extendidos son los cuernos en la frente.

Escarificaciones: Cicatrices decorativas.

  • Cutting: Cortes en la piel mediante un escalpelo.
  • Branding: Marcar la piel con instrumentos al rojo vivo.

El caso de la suspensión corporal

Una mujer practicando la suspensión.

Una mujer practicando la suspensión.

La suspensión es posiblemente uno de los ejemplos más extremos de estas artes. Al recurrir a esta práctica la persona busca demostrar su valor ante los demás, al mismo tiempo que explora sus propios límites. De este modo, consigue mejorar su autoconfianza.

Testimonio de un joven hablando de su experiencia con la suspensión:

“Quería experimentar una suspensión para conseguir recuperar un sentimiento de confianza entre mi cuerpo y yo (…) Me había imaginado los horribles dolores, pero es totalmente diferente. Simplemente tira. Es una sensación diferente (…) Es hoy cuando me doy cuenta de que estaba y estoy embriagado. Estoy convencido de que, aunque tengo mis limitaciones, puedo conseguir llevar mi cuerpo a extremos que no habría creído nunca.”

 

¿Por qué lo hacen?

A partir de los estudios llevados a cabo por Peter Kappeler et al. (Universidad de Göttingen) se han estudiado los motivos que impulsan a las personas a decorar su cuerpo.

Los análisis llevados a cabo con los datos obtenidos a través de los testimonios de personas entrevistadas, mostraron que había 10 motivos principales:

Embellecimiento:

Según los estudios de Aglaja Stirn, más de la mitad de los encuestados se sienten así más bellos.

La Sociedad de Investigación y Consumo de Nuremberg realizó una encuesta en 2007 demostrando que un tercio de los jóvenes menores de 20 años piensan que los alfileres y los aros realzan el atractivo del sexo opuesto:

Curiosamente, los tatuajes gustaban al 40% de las chicas, pero solo a un 11% de los chicos.

Estos resultados se invierten para personas entre 20 y 30 años:

A un 10% de las mujeres les resultaban atractivos los tatuajes en hombres, frente a un 25% de hombres.

 

Terapia propia:

Los estudios llevados a cabo por Kappeler et al. hablan de un efecto purificador o de catarsis. El ejemplo más claro reside en las personas que han sido víctimas de abusos sexuales y maltrato, las cuales, algunas de ellas, pueden llevar a cabo este tipo de “ataques a su cuerpo” como método para intentar retomar la posesión de su cuerpo y así combatir los recuerdos traumáticos.

Continuación de las automutilaciones:

En los estudios de Stirn del 2008 se vió que las personas que se habían autolesionado con anterioridad, experimentaban a menudo una sensación de felicidad profunda mientras sufrían las modificaciones corporales. De los 400 sujetos tatuados y con piercings estudiados, 1 de cada 4 se habían autolesionado 1 con un cuchillo en su infancia.

Uno de los métodos más comunes para llevar a cabo las autolesiones consiste en cortarse las muñecas de forma horizontal con algún tipo de cuchilla.

Uno de los métodos más comunes para llevar a cabo las autolesiones consiste en cortarse las muñecas de forma horizontal con algún tipo de cuchilla.

Hay que tener en cuenta que en la población normal (uso “normal” como término estadístico y no como discriminatorio) esta proporción solo es de 1 de cada 100.

O lo que es lo mismo, en el grupo de personas que tienen algún tipo de tatuaje o piercing, la proporción de individuos que ya se habían infligido autolesiones en la infancia es 25 veces superior al resto de la población.

Los afectados intentan de esa forma intensificar su tensión emocional o tomar conciencia de sí mismos a través del dolor para compensar su vacío interior. En los mismos estudios del autor, muestra cómo este tipo de prácticas habían permitido a una de cada dos personas detener las autolesiones, recuperando así el control de su cuerpo.

Motivos sexuales:

Los complementos decorativos genitales aparecen especialmente en el grupo de adultos con una edad avanzada, con la intención de aportar nuevas experiencias a sus vidas sexuales. No obstante, los estudios de Stirn muestran que de todos los encuestados, solo la mitad acaban hallando dicha estimulación mediante los implantes en la zona genital.

Motivos rituales:

Es destacable mencionar, cómo en algunas tribus maoríes de Nueva Zelanda, los suajili de África Oriental y otras culturas ancestrales decoraban sus cuerpos cada vez que los individuos de las respectivas tribus pasaban una etapa de sus vidas, como por ejemplo la pubertad, el matrimonio o el nacimiento de un hijo. De este modo, se puede contemplar el curso vital de una de estas personas con tan solo contemplar su apariencia externa.

Los otros 5 motivos son:

Expresar la individualidad o pertenecer a un grupo; como símbolo de protesta; para recordar algún acontecimiento relevante para la persona tatuada o por motivos espirituales.

 

¿Pero qué hace el cerebro?

El sistema mesolímbico es una estructura cerebral  encargada de otorgar recompensas dando una sensación de placer al sujeto mediante la segregación de diversas hormonas (como la dopamina). De este modo se consigue que la persona repita una actividad ya que siente placer al realizarla.

En las personas que llevan a cabo modificaciones corporales este sistema los recompensa por dos motivos:

  1. Al clavarse un alfiler o tatuarse un dibujo se experimenta dolor. Esto representa una prueba de valor cuya superación desata sensaciones de euforia. A su vez, esta sensación de euforia aumenta las posibilidades de repetir la acción de llevar a cabo otra modificación corporal.
  2. El portador de dichos elementos decorativos se siente más auténtico, atractivo e interesante. Estos sentimientos positivos también son una consecuencia de la activación de dicho sistema, y por tanto, también aumenta las posibilidades de realizar otra modificación.

Esto se ve reflejado en los estudios de Brähler, donde aproximadamente uno de cada 10 menores de 35 años hayan recurrido a dos o más técnicas distintas de modificación corporal.

 

Estudios

Debido a la cantidad de estudios en relación con el tema, expondré algunos de los más interesantes con sus respectivos resultados de forma más o menos sintética. Hay que tener en cuenta que los estudios con un carácter más representativo fueron llevados a cabo con población alemana.

Según un estudio llevado a cabo por Aglaja Stirn de Frankfurt y Elmar Brähler de Leipzig en el 2006, había un 8,5% de alemanes con algún tatuaje y un 6,8% con algún tipo de piercing. Además, este tipo de decoración corporal era mucho más frecuente en jóvenes (menores de 24 años), sumando un total del 68% de todos los poseedores de alguna decoración. Este 68% estaba formado por un 41% de mujeres y un 27% de hombres.

En el 2008 Aglaja Stirn llevó a cabo otro estudio en el que se comprobó que el 40% de los encuestados admitía estar preocupados por el aspecto que su decoración iba adquiriendo con el paso del tiempo, aunque solo un 9% querían desprenderse de ella.

El Deutsche Ärzteblatt (boletín médico alemán) advertía ya en julio de 2008 que el 13% de las personas que se colocan algún tipo de alfiler acaban recibiendo tratamiento médico por algún tipo de secuelas y lo que es peor aún, uno de cada 100 acaba ingresando en el hospital.

Otros resultados obtenidos por las investigaciones de Stirn y Brähler han mostrado que los reclusos penados se tatúan con más frecuencia que los ciudadanos sin antecedentes penales. De igual modo, la presencia de tatuajes ronda entre el 30 y el 40% entre los desempleados, frente a la población activa que la presencia es entre el 13 y el 24%.

 

¿Tienen una personalidad distinta?

Dos años después de estos estudios, los investigadores Stirn y Brähler compararon los rasgos de personalidad de alrededor de 100 personas tatuadas o portadoras de alfileres, aros o grapas con el resto de la población. Los resultados demostraron que los individuos con estas modificaciones corporales se consideraban individuos más fuertes y provistos de una prolífica fantasía, así como más individualistas, desordenados y poco hábiles para gestionar sus propias finanzas.

El investigador Kappeler (2006), comparó las características de personalidad de 350 personas con algún tipo de decoración corporal. El resultado fue que las personas tatuadas tienden a la búsqueda de sensaciones extremas, más intensas y potencialmente peligrosas (drogas, conducir contra dirección, etcétera).

En otro grupo de estudios llevados a cabo por la facultad de medicina de Harvard en Boston demostraron que:

  • Los jóvenes con alfileres y tatuajes consumen sustancias estupefacientes con el triple de frecuencia que los jóvenes de igual edad, pero sin decoraciones corporales.

El instituto Universitario de Medicina Social de Lausana, después de realizar una encuesta a 7500 jóvenes suizos de entre 16 y 20 años se observó que:

  • Entre los jóvenes que llevaban aros o alfileres había el doble de fumadores de cannabis o consumidores de otras sustancias ilegales si se compara con el resto de la población.
  • En el mismo grupo, también se encontró que había el doble de fumadores y el doble se habían emborrachado en los últimos 30 días.
  • En el grupo con aros o alfileres aparecían el doble de intentos de suicidio. [Para saber más sobre los factores que afectan a los indices de suicidio recomiendo el artículo: “Factores, Estadísticas y otros Datos sobre el Suicidio“]
  • Por otro lado, dentro del grupo con estas modificaciones corporales, había una proporción mayor de padres separados o en fase de divorcio.

Estos resultados fueron confirmados posteriormente por la Universidad de Columbia Británica en Vancouver en 2005 con una muestra de 280 estudiantes.

  • Los portadores de tatuajes o piercings confesaron mayores delitos que el resto de compañeros como abuso de drogas, pequeños hurtos, conducir ebrios o someter a vejaciones a sus compañeros.
  • También dejaban entrever una autoestima inferior y estaban más abiertos a nuevas experiencias.

 

Lo tienen más difíciltattoo

En 2001 Alice-Ann Acor ², de la Universidad de Marquette en Milwaukee, presentó a 114 empresarios de diferentes sectores solicitudes de trabajo con fotos de los individuos, habiendo unos con piercings en las cejas y otros sin ellos.

Los resultados fueron claros, las personas que aparecían con piercings en las cejas eran menos veces elegidos que el resto como posibles empleados.

Conclusión

A pesar de las diferencias y los rasgos característicos que han aparecido en estos últimos estudios, debemos tener presente siempre las diferencias individuales y jamás juzgar por la apariencia. La presencia de relaciones entre, por ejemplo, consumo de drogas y presencia de piercings o tatuajes no implica que una persona por el hecho de hacerse un tatuaje se convierta en un drogadicto, ni mucho menos.

Lo que se ha demostrado entonces es simplemente que la presencia de este tipo de modificaciones corporales son más frecuentes entre personas con estos rasgos.

 

Notas del autor:

1 Cuando se habla de autolesión, esta tiene siempre un carácter intencional por parte de la persona que se lesiona. Es decir, no es accidental.

² Alice Ann Acor, “Employers’ perceptions of persons with body art and an experimental test regarding eyebrow piercing” (January 1, 2000). Dissertations (1962 – 2010) Access via Proquest Digital Dissertations. Paper AAI9977712.

* ¿No estás de acuerdo con algo de lo expuesto? ¿Tienes dudas? ¿Quieres compartir algo? No dudes en ponerte en contacto conmigo:

@DanielTejedor [Twitter]; DanielTejedorPardo [WordPress]; danitej_94@hotmail.com [Correo]; PsicoWisdom [Facebook]

Anuncios

31 pensamientos en “La Psicología de la Modificación Corporal | Tatuajes, Piercings y más

  1. Pingback: La Psicología de la Modificación Corporal | Tatuajes, Piercings y más

  2. Pingback: ¿Influye el Bótox en la Felicidad? | PsicoWisdom

  3. Pingback: ¿La gente que lleva tatuajes es más agresiva? Un estudio dice que sí - MujerTrend

  4. Pingback: “Del primer tatuaje dependen los siguientes “ – Tatuajesaldia

  5. En mi cultura los tatuajes y perforaciones estan asociados al vandalismo la delincuencia o mejor dicho a las bandas callejeras de extorcionistas, violadores, sicarios, gente perturbada que son enemigos de la sociedad. Se decia que era un tipo de arte, pero ahora se volvio una marca de violencia desmedida y sadista. En mi pais es muy dificil que alquien con tatuaje consiga trabajo a menos que se dedique a las drogas, el narcotrafico o bandas de delincuentes denominadas “maras” comunmente las maras son contratadas por los carteles de la droga como un ejercito mercenario el cual ajusta cuentas de forma sadica y brutal, entre mayor sea el baño de sangre más miedo y respeto infunden a sus enemigos y a la sociedad. Desde mi perspectiva los tatuajes son muy malos.

    Me gusta

    • Entiendo tú postura. Pero has de entender también que un tatuaje, por sí mismo, no es ni bueno ni malo. Es solo tinta en la piel.

      Se convierte en un símbolo negativo dependiendo de la interpretación que se le de o del objetivo que pretende alcanzar.

      Si en el lugar en el que vives, todas las personas que se tatúan lo hacen para indicar esos rasgos que has mencionado, entonces no te tatúes y no andes con gente tatuada. Pero si viajas, debes tener en cuenta que en otros sitios la gente honrada y buena también se tatúa.

      Saludos.

      Me gusta

  6. Creo que tanto los tatuajes como los pircings tienen una historia personal, no creo que todo tenga que ver con drogas o incluso otras sustancias, creo que si preguntara que significado tiene tatuaje puedes llegar a conocer verdaderamente a la persona igual que los pircings, me he fijado en que mencionas la autolesión y creo que en cierto modo hacerse un tatuaje al sufrir esa enfermedad es una forma de garantizar que lo has superado o incluso parar superarla y sobre la autoconfianza tanto como tatuajes como pircings estoy totalmente de acuerdo. Usted que es psicologo o ha estudiado esta rama y se dedica a ella, ¿ si tiene algún tatuaje llega a afectar al encontrar trabajo ? si es por respuesta un si ¿por que estaría prohibido si la psicología trata de estudiar la mente humana?¿no es una forma personal de conocer a la persona a base de tinta o agujeros ?
    Un saludo

    Me gusta

    • Hola Marta.

      Personalmente no tengo ningún tatuaje. Vivo en España, y es posible que en algún lugar concreto los tatuajes puedan dificultar ser contratado para trabajar. También depende del tipo de tatuaje y su localización. Pero es algo que cambia mucho dependiendo del país.

      Son preguntas interesantes las que formulas, pero requerirían una respuesta muy extensa.

      Básicamente, una posible explicación es la siguiente.
      Los jefes, es decir, quienes contratan, quieren tener en su empresa a gente igual a “ellos”, que pertenezcan al mismo grupo social. Piénsalo de este modo, si tienes una empresa, ¿no te gustaría que en ella trabajasen gente igual a tí?

      Pues bien, los tatuajes sirven para diferenciarte de los demás, y esto, socialmente, puede ser molesto, porque se puede interpretar como que estás en contra del resto de la sociedad. Por regla general, y evolutivamente argumentado, los seres humanos nos sentimos más seguros cerca de nuestros iguales y menos cerca de quienes son distintos a nosotros. Es más difícil predecir cómo se comportará alguien distinto a nosotros que alguien igual; por lo que contratar a alguien tatuado frente a alguien no tatuado significa contratar a alguien más distinto que “yo”.

      Esta es una posible interpretación, pero en el mundo multicausal en el que vivimos, hay muchísimos más factores, como los muy conocidos estereotipos, que harán que la gente asocie “tatuaje” a “persona peligrosa” o “persona antisocial”.

      En cualquier caso, estas barreras se van diluyendo con el paso de los años hasta que llegará (espero) un día en el que los tatuajes no supondrán una desventaja, sino, como comentas, una forma más de conocer un trocito de la otra persona.

      Gracias por comentar y un saludo.

      Me gusta

    • No he leído al respecto, pero probablemente porque se sale fuera de lo “normal” y se asocia a otras culturas o grupos, muchas veces conflictivos. A esto súmale los sesgos cognitivos clásicos muy conocidos por la psicología.

      Piensa que el ser humano confía en sus iguales y desconfía de lo distinto, por pura supervivencia evolutiva.

      Un saludo.

      Me gusta

  7. Pingback: Tatuajes con historia – tintArte

  8. Hola, quizás hay otro factor importante a la hora de realizarse tatuajes o perforaciones. Llenar un vacío a falta de una personalidad definida, o más bien, definir una personalidad. Que a día de hoy, se busca tanto, aunque meramente sea un cambio estético. Pienso que las modas juegan un mismo papel, movimientos estéticos en los que grupos de personas deciden arreglarse de un modo, con el fin de buscar aquello que no consiguen llenar, un vacío existencial, que quizás, no se quiere o puede aondar en él. En un ejemplo, me he fijado mucho en las “tribus urbanas” de entornos musicales. Es curioso, que el hecho de pertener a esas “tribus”, movientos punk, metal, etc.. les hace enorgullecerse, y dentro de ellas, los tatuajes juegan un papel similar. El hecho que tú consideres su “estilo de vida” como moda, ya en sí es una ofensa. Pienso que que esa negación interna, es sólo un mero intento de pertenecer a algo, se pierden en un camino de apariencias, y se convierten en un sin fin de mentes, llenas de idéas superficiales que necesitan ser coloreadas. Espero no ofender a nadie con mi idea, pertenecemos a un mundo muy radicalizado, donde la mayoría son polos muy opuestos, apenas hay neutralidad. Sólo quería ofrecer una crítica constructiva, y escuchar otras tantas.

    Me gusta

  9. Por que uma pessoa que se tatua não consegue parar de tatuar-se? Depois da primeira tatuagem (que pode até ser vista como algo decorativo ou de identidade) o individuo parte para uma segunda, terceira tatuagem…Alguns chegam a tatuar quase completamente o corpo. Qual a explicação psicológica?

    Me gusta

  10. Me gusto mucho el artículo por que en ningun momento juzga, sólo documenta estadísticamente los hechos y eso es bueno, por que es tarea de cada quien trasladar esos datos a tu entorno social, cultural y familiar para interpretar las causas y consecuencias de estas prácticas. Tengo un chico de 15 y una niña de 12 y me viene muy bien esta información. Gracias y Felicidades!

    Me gusta

  11. Están todos locos los que defienden lo indefendible, ven a lo malo como bueno y lo bueno como malo. Si para uds. está bien, genial, respetamos su postura. Respeten los que vemos que tatuarse y colocarse metales en el cuerpo es lo más estúpido e innecesario que se le puede hacer al cuerpo. No respetan a su cuerpo ni se respetan a si mismos, mucho menos a los demás.

    Me gusta

  12. Interesante articulo, yo soy estudiante de psicología pronto a recibirme y tengo ganas de hacer mi tesis con estos temas. Me interesa a la vez porque estoy tatuada y atravesada por la cuestión en si. Gracias por los aportes!
    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s