¿Qué tiene en común un maltratador y un desactivador de bombas?

¿Qué tienen en común un maltratador y un desactivador de bombas? - PsicoWisdom¿Qué tienen en común, el maltratador que pega a su mujer y el militar que trabaja desactivando bombas? Esta pregunta es la que vamos a contestar a continuación. Para ello, debemos estudiar los resultados de dos investigaciones distintas.

Los desactivadores de bombas

En los años 80 el investigador de Harvard, Stanley Rachman se hizo la siguiente pregunta: ¿Qué caracteriza a los hombres más aptos en la profesión de desactivador de explosivos?

Para estudiar esto, Rachman eligió a un grupo de expertos en desactivación de bombas que llevaba 10 o más años en el oficio y los dividió en dos grupos, dependiendo de si habían sido condecorados anteriormente por su trabajo o no.

Evidentemente, todos los desactivadores de explosivos allí presentes, eran buenos, sino, no estarían vivos. Pero, ¿Hay diferencias entre los dos grupos?

Para averiguarlo, registró el ritmo cardíaco en el campo, mientras que los desactivadores realizaban tareas que exigían niveles de concentración especialmente altos.

Por otro lado, también administró cuestionarios para medir el nivel de confianza de cada uno de ellos.

Los resultados

Los datos hablaban por sí solos: Mientras que el ritmo cardíaco de todos los agentes permanecía estable durante la tarea, en aquellos que habían sido condecorados el ritmo cardíaco disminuía.

Esto sucedía desde el momento en el que empezaba el peligro, en la “rampa de lanzamiento” como ellos la llamaban, justo antes de salir a por el objetivo. Una vez alcanzado este estado, los soldados condecorados se sumían en un nivel de conciencia fría y meditativa. (Para saber más sobre los estados meditativos y sus efectos en el cerebro, recomiendo el artículo: “La meditación vista desde la neurociencia”).

En cuanto a los resultados obtenidos en los cuestionarios de confianza, los agentes condecorados también mostraron puntuaciones superiores a las de sus compañeros no condecorados. Pero, ¿Son acaso los desactivadores de bombas un caso aislado, o existen otras personas que también disminuyen sus ritmos cardíacos, en situaciones que normalmente el resto no lo haríamos?

Los maltratadores

Por raro que pueda sonar a simple vista, el ejemplo que hemos visto con los desactivadores de bombas, también se da en los maltratadores.Maltratadores - PsicoWisdom

Los expertos en relaciones Neil Jacobson y John Gottman, autores del libro Hombres que agreden a sus mujeres, han comprobado unos perfiles cardiovasculares idénticos, en determinados tipos de maltratadores, cuando estos se encuentran agrediendo a sus parejas.

De hecho, estos maltratadores están más relajados  cuando pegan a sus respectivas parejas, que estando en un sillón con los ojos cerrados.

Estos investigadores, se refieren a este tipo de maltratadores como de perfil “cobra”. La elección de este animal, obviamente  no es casual, y se debe a que dicho animal suele atacar  rápida, feroz y controladamente; teniendo muy presente la convicción, de que están en su derecho de poder hacer lo que les parece cuando quieren, y en el momento que deciden hacerlo, justo antes de atacar, se calman y se concentran.

En contraposición, los mismos investigadores definieron el polo opuesto al perfil cobra, y lo llamaron Pitbull. Este segundo perfil del maltratador se caracteriza por ser más volátil emocionalmente, más propenso a dejar que las cosas se deterioren, para acabar perdiendo los estribos.

Aquí, una tabla de algunas diferencias entre los dos perfiles: Cobras y Pitbulls.

Comparación entre los perfiles "Cobra" y "Pitbull" de algunas de sus características.

Comparación entre los perfiles “Cobra” y “Pitbull” de algunas de sus características.

Conclusión

Los puntos en común saltan a la vista. En ambos casos, la clave para mantener la calma en situaciones donde pocos pueden, reside en la confianza. En el primer ejemplo, los militares encargados de poner sus vidas en juego para desactivar los explosivos, tienen una confianza de hierro en sí mismos, porque de no ser así, ninguno estaría trabajando en un oficio similar. En el segundo, los maltratadores del tipo cobra, están convencidos de que pueden maltratar y tienen una absoluta confianza en ello, lo que les permite mantener la calma, como si se tratase de una actividad más del día a día.

Notas del Autor:

El artículo sobre los desactivadores de bombas es: RACHMAN S. Fear and Courage. Freemans: 1978.

El libro en el que se publicó la investigación en relación con los maltratadores: Hombres que agreden a sus mujeres: Cómo poner fin a las relaciones abusivas, Barcelona, Paidós, 2001.

* ¿No estás de acuerdo con algo de lo expuesto? ¿Tienes dudas? ¿Quieres compartir algo? No dudes en ponerte en contacto conmigo:

@DanielTejedor [Twitter]; DanielTejedorPardo [WordPress].

Anuncios

3 pensamientos en “¿Qué tiene en común un maltratador y un desactivador de bombas?

  1. Pingback: ¿Qué tiene en común un maltratador y un desactivador de bombas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s